Jornada 9 Clausura:
Galatácticos FC – Celtics de Bilbow

 

En una fresca, amenazante con lluvia y vibrante tarde en Kabiezes, nuestro querido Galatácticos FC, se jugaba proclamarse campeón de la Segunda División Grupo B de la Liga de Futbol Rápido de Bizkaia, y el consiguiente ascenso a Primera División. Nuestros corazones latían con esperanza y nerviosismo mientras el césped del campo nos recibía, marcando el escenario de la Jornada 9 del Clausura, un momento decisivo en nuestro camino en el fútbol de Bizkaia.

Y la verdad que el partido fue bastante flojo por parte de los nuestros, aunque el compromiso y la pasión nunca faltaron. Desde el pitido inicial, se sintió las ganas del equipo, con ambos equipos buscando imponer su juego. Sin embargo, fue Galata quien, fiel a su espíritu luchador, logró romper la paridad. En el minuto 14, Rodrigol, nuestro insigne goleador, nos regaló un momento mágico. Con un disparo impecable desde fuera del área, muy ajustadito al palo, hizo estallar a nuestra afición, demostrando por qué el fútbol 7 de Bilbao es sinónimo de pasión y técnica. En ese preciso instante, el fútbol rápido de Bizkaia vibró con la destreza de nuestros jugadores.

Aunque el rival no se quedó atrás, llegando a estrellar un balón en el larguero antes del descanso, nuestros galácticos mantuvieron la calma y el orden, características que hemos cultivado en cada entrenamiento en los campos de fútbol de Bilbao.

La segunda parte fue un torbellino de emociones. Galata, con el corazón en la mano, buscó ampliar su ventaja, creando múltiples ocasiones que, por caprichos del destino, no se concretaron. La tensión crecía, y en el minuto 44, el árbitro, en una decisión que generó una gran controversia, señaló un libre indirecto para nuestros adversarios tras una supuesta perdida de tiempo por parte de nuestros portero, decisión inédita en lo que hemos jugado en Futbol Rápido. Fue entonces cuando los Celtics de Bilbow encontraron el empate, un golpe duro en nuestro camino hacia la victoria.

Los minutos finales fueron un asedio constante de nuestro equipo, buscando ese gol que nos diera la ventaja. Sin embargo, el destino quiso que el partido terminara en empate. Un 1-1 que, aunque no refleja lo que nuestro equipo es capaz de hacer, nos deja valiosas lecciones de cara al futuro.

Querida afición de Galatácticos FC, a pesar de no haber logrado el triunfo que tanto buscabamos, este partido nos deja con la certeza de que nuestro equipo tiene espíritu, pasión y la habilidad para enfrentar cualquier desafío.

Nuestro ascenso a Primera División tendrá que esperar, pero no dudéis que llegará. Porque somos más que un equipo, somos una familia, y juntos, vamos a seguir luchando, soñando y trabajando duro por alcanzar el sueño.

Os agradecemos vuestro apoyo y os invitamos a seguir acompañándonos en esta emocionante travesía por el fútbol de Bizkaia.

Go Galata 🚀